Asset+3-01.jpg

Wine Dinner: na praia

IMG_1400.PNG
 
 

Este miércoles tuvimos la oportunidad de tener un New New date en uno de nuestros restaurantes favoritos ever, que ustedes ya saben cuál es.

Na Praia siempre nos chinea un montón y esta vez nos recibió con su Wine Dinner: un evento que combina los mejores platillos creados por el chef ejecutivo, Erick Sáenz, con vinos exquisitos seleccionados por Andrea Huete, la sommelier de la noche.

 

Esta es la lista completa de lo que degustamos:

Platillo 1: Ostra frita acompañada de chutney de piña y tomate en salsa thai.

Maridaje: Freixenet Ice, D.O. Cava, Penedés, España. Espumante.

Platillo 2: Congrio a las hierbas servido sobre una salsa de maracuyá y tomates cherry confitados.

Maridaje: Navarro Correas, Colección Privada, Mendoza, Argentina.

Sauvignon Blanc.

Platillo 3: Atún sellado con mayonesa picante y puré de camote.

Maridaje: Luigi Bosca, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina. Pinot Noir.

Platillo 4: Tentáculo de pulpo con polvo de oro en salsa verde y papas arzak.

Maridaje: Marques de Casa Concha, D.O. Peumo, Valle de Cachapoal, Chile. Carménère.

Platillo 5: Postre. Crema de maracuyá con tierra de almendras y pasta de chocolate.

Maridaje: Beringer, White Zinfandel, Central Coast, California, USA. Rosado.

IMG_1401.PNG

 

Tenemos que admitir que probar cinco tipos de vino diferentes en una cena puede ser un poco abrumador (especialmente si como Nane, andan manejando). Nuestras recomendaciones para que le saquen el mayor provecho a la experiencia son estas: Si están manejando, tomen solo sips de cada vino para que aprovechen para explorar bien el maridaje. Y si no están manejando y quieren ehm, relajarse un poco (wink), tomense un vaso de agua entre cada copa de vino. Esto les va a ayudar a no marearse mucho, a no deshidratarse y a que no les dé acidez en la noche por pasarse de listos.

 

Tomando en cuenta esas consideraciones, les recomendamos muchísimo que vayan a la próxima de estas cenas, los chicos de Na Praia tienen varias actividades de este tipo pensadas para el futuro y valen demasiado la pena. Es un evento distinto a lo que normalmente hacemos y uno realmente aprende mucho, tanto de vinos y comida como de su propia forma de procesar los sabores y olores.

 

¿Nuestros favs? Para Meche las ostras fritas con vino espumante hit right home y para Nane obviamente el pulpo sprinkled con polvo de oro acompañado de Carménère se llevó el premio.

No sabemos si saber este dato les ayuda en algo pero esperamos haberlos antojado. (Y nos disculpamos por no tener tantas fotos pero realmente estábamos concentradas en COMER, jiji)

 

¡Nos vemos en el próximo Wine Dinner! Gracias Na Praia 💘