Asset+3-01.jpg

Sneaky Greens

Screen Shot 2018-06-23 at 7.52.46 AM.png
 
 

Nos gusta pensar que todos estamos en las mismas, tratando de comer lo más sano posible mientras esquivamos las tentaciones de helados y nuggets de pollo. Y uno de nuestros mayores pet peeves es ver a mucha gente apilando un montón de lechuga iceberg sobre su plato pensando que están siendo skinny legends cuando en realidad están consumiendo un mínimo de nutrientes. Sí, comer ensalada es bueno, pero es importante reconsiderar a la lechuga como la gran protagonista de estas, y relegarla a un papel secundario o eliminarla por completo (todavía amamos la lechuga romana en una buena ensalada cesar thooo).

 

¿Cuáles greens entonces si valen la pena? La regla general es que, entre más verde oscuro la hojita mejor: espinacas, arúgula, kale, e incluso albahaca son las que tienen que buscar la próxima vez que vayan al súper. Hágannos caso en esta.

 

Ahora, ¿cómo nos libramos de ese terrible hábito de pensar que podemos saltarnos las cosas verdes en nuestras comidas? Ya saben, la mayoría de personas hacen esto, limitando su consumo de vegetales a unas cuantas zanahorias hervidas.  Y esto es súper entendible, si la ensalada que sirven en casi todos los lugares es una lechuguilla con tomate sin sal ni limón que nos quita las ganas de vivir.

 

Entonces, hay básicamente dos caminos para superar este obstáculo principal: pimp ur salads + blend it up.

 

En serio una ensalada de VERDAD puede cambiar muchas cosas, el secreto está en empezar con una buena cama de greens variados (entre más, mejor) y de ahí, empezar a ponerle cariño: semillas, proteínas, frutas… las posibilidades literalmente son infinitas.

Aquí hay una compilación de recetas delis.

 

La otra opción, mucho más práctica para los que siempre están corriendo, es la de poner toooodas esas hojitas que a veces son muy abrumadoras para comer en grandes cantidades (kale, we’re looking at u) en una licuadora con otras frutas y el líquido que quieran. Gracias a Pinterest, aquí hay varias mezclas que pueden hacer para tener esa dosis de greens en tiempo récord haciendo good deeds en sus sistemas digestivos.

BONUS: Ok sabemos que esto talvez no es TAAN saludable, pero es delicioso y tampoco es realmente malo si lo comemos en moderación: p e s t o babies. El pesto se puede hacer con cualquier green que quieran, ojo estas recetas 😉

Entonces ya saben, no hay excusas chicos… queremos verlos nutriendo esos cuerpos con cosas verdes ASAP.