Asset+3-01.jpg

PUNCH the No’s away! Empoderamiento y Boxeo con Coach Xavi

IMG_8547.JPG
 
 

Nos pasó a nosotras y estamos seguras de que les pasa a muchos de ustedes: salir de una vida sedentaria no es fácil, especialmente si nuestra mente se especializa en sabotearnos haciéndonos creer que no lo vamos a lograr. En un mundo como en el que vivimos, el auto amor y empoderamiento son CLAVES para sobrevivir; para tener una mejor salud física y mental, así como una imagen sana de nosotros mismos. Hacer ejercicio no se trata solamente de metas exteriores (tener cuadritos, perder peso, ganar músculo, etc), su verdadero valor se encuentra adentro, en un cambio de perspectiva y vida completo. Y este es el enfoque que nos gusta: saber que si nos vamos a sentir mejor, vernos mejor es solo una consecuencia y no la meta final. Por eso es que nos encantó este artículo que escribió Xavier Suárez, aka Coach Xavi, porque se trata justamente de eso y de cómo él ha utilizado esta perspectiva de empoderamiento para empezar a forjar su carrera como entrenador.

Aquí les dejamos su primer artículo, titulado Empoderamiento a través del Boxeo y Acondicionamiento Físico:

“¡Es que yo nunca pensé que podía hacer eso, pero lo hice!” es de las frases más satisfactorias que un entrenador personal puede escuchar. Lograr que alguien supere sus propias expectativas, en cuanto a sus límites, es extremadamente significativo porque recalca la magnitud del factor mental en toda actividad física. ¿Cuántas cosas no hacemos simplemente porque pensamos que no podemos? Tal vez el elemento psicológico en el deporte parece obvio, pero si analizamos esto un poco más a fondo, vive el hecho de cómo el entrenamiento físico causa efectos en la psique de los participantes en su vida cotidiana. En este texto exploro mi experiencia trabajando con personas sedentarias y como el boxeo y los ejercicios funcionales han tenido efectos positivos en sus vidas. Ya sea a niveles de autoestima, auto confianza o puramente físicos.

Una pregunta que me hice al respecto de este tema fue: ¿Qué tantas actividades nos negamos por miedo o por otros factores psicológicos/emocionales y de qué manera la actividad física nos puede ayudar?”

El factor físico.

Comenzando por lo obvio, cuando se inicia a hacer ejercicio nuestra condición física empieza a mejorar. Para personas que no practican actividad física, más que para atletas, esto significa que su composición corporal empieza a cambiar. Nuestro cuerpo es nuestra primera tarjeta de presentación y todos dependemos de él para una buena primera impresión. Dicho esto, no estoy tratando de decir que solo los cuerpos “fit” son bonitos. Nuestra sociedad nos ha inculcado muchísimos estándares de belleza y todos tenemos nuestras inseguridades. Sin embargo, la actividad física nos ayuda a empezar a relacionarnos de una forma diferente con nuestro cuerpo. Por ejemplo, puede ser que una chica no esté completamente satisfecha con su área abdominal, pero al darse cuenta de que ella puede hacer un salto a caja (algo que ella pensó que era un sueño de opio) empieza un proceso de compresión de lo funcional y confiable que es su cuerpo. Dicho de otra manera, es más difícil concentrarse en las inseguridades estéticas cuando nuestro cuerpo nos demuestra su potencial. Además, como mencioné anteriormente, al hacer ejercicio nuestra composición física cambia. Los entrenamientos de boxeo (semejante a ciertos formatos del entrenamiento funcional) se practican de forma interválica. Los ejercicios interválicos de alta intensidad se a estudiado que suelen tener un mayor efecto en la pérdida de grasa junto a un mejoramiento del sistema aeróbico y anaeróbico. Así que no solo estamos empezando a crear un cuerpo con más confianza (¿o destruir un cuerpo inseguro?) sino que también podemos ver lo útil y fiel que es nuestro cuerpo. Aunque nosotros lo veamos con desprecio y desdén, él sigue ahí para nosotros (thanks buddy!). Bueno, a menos que en serio no cuidemos de él y simplemente ya no pueda más.

IMG_8646.JPG

Factor Mental.

Verse bien físicamente (o por lo menos que a uno le parezca que se ve bien) puede ser positivo para la autoestima. Además, se ha visto que ciertas disciplinas deportivas pueden tener un mayor impacto en el concepto que un individuo tiene sobre sí mismo. En un artículo publicado en 1990, Mel E. Finkberg discute como mujeres universitarias que empezaron a practicar taekwondo mejoraron su auto concepto de identidad, social, físico e incluso en sus niveles de satisfacción personal. Otro estudio más reciente hecho en el 2009 comparó como entre los practicantes de Hockey y Taekwondo los artistas marciales tienen un mayor crecimiento emocional y niveles más altos de autoaceptación (3). Aunque el boxeo y el entrenamiento funcional no sean Taekwondo, tienen muchísimas características en común. La parte marcial del boxeo, por supuesto, pero también está la parte de control (ejercicios isométricos) y de conocimiento propio (entrenamientos de fuerza máxima) del entrenamiento funcional que se asimila al arte marcial (entre muchas otras, para ser honestos). Un entrenamiento que combina estas modalidades puede tener efectos positivos en la autoestima de una persona no solo porque va a mejorar su cuerpo, pero además puede desarrollar una mejor aceptación de sí mismo. En términos crudos, aguantar un jab en la cara o terminar un AMRAP puede causar maravillas en la forma en la que percepción que nosotros tenemos de nosotros mismos. Es sencillo ¡podemos sorprendernos de lo que somos capaces!

IMG_8574.JPG

Expansión de Horizontes.

Esta parte conlleva un tipo de combinación de los dos factores discutidos anteriormente. Creo que todas las disciplinas nos enseñan un principio fundamental de la humanidad; con práctica, inclusive algo en lo que apestemos, se puede mejorar. Para mí, esto es de lo que más ha cambiado en mi vida al meterme en el mundo del fitness. Entender que con suficiente práctica y las herramientas podemos hacer cualquier cosa. El Autor de Training for Warrirors (entre muchos otros logros), Martin Rooney, reflexiona sobra la ecuación: habilidad+estrategia=resultados. Rooney explica cómo la combinación perfecta de las variables es la llave para tener los resultados de lo que uno busca. Este concepto es pertinente en los deportes, pero puede serlo de igual manera para todo aspecto de nuestras vidas. Me gusta pensar que la forma en la que nosotros logramos superar nuestras propias expectativas en un workout puede ser como un tipo de muy buen ejemplo a nivel neurológico. Algo asi como: “Wow, no se si voy a poder aprender a usar photoshop pero bueno si antes hacía 5 burpees y ahora hago 10 supongo que si practico voy a mejorar”.

Hoy en día está muy claro para todos la importancia que tiene el ejercicio para poder mantener un estilo de vida saludable. Sin embargo, aún nos cuesta ver nuestra vida de una forma integral u holística. No digo holístico en un sentido Pachamama, sino más bien como decir “the big picture”. Nuestras vidas no se viven segmentadas. El ejercitar nuestro cuerpo puede tener influencia en nuestras relaciones interpersonales, la forma en la que nos vemos a nosotros mismos y hasta en lo que pensamos que somos capaces. Retarnos físicamente puede hacernos querer retarnos en otros aspectos de la vida y solo de esta manera podemos lograr grandes cosas.



¿Ven? El ejercicio es importantísimo para estar bien mente, cuerpo y alma, así que get moving! Si quieren entrenar con Xavi, pregunten por sus clases grupales y personal training en su página de IG  @coachxavicr (must follow!), les prometemos que no se van a arrepentir 💪🏼