Asset 3-01.jpg

New New Year’s resolutions

a4b3ffa9b9f36dfb7e54013fe2556d56.jpg
 
 

Mucha gente no cree en las resoluciones de año nuevo, porque sí, generalmente no duran más allá de enero y el tiempo es una construcción humana, bla bla. A nosotras si nos gusta: nos gusta la estructura cíclica y como nos permite tener esa sensación de empezar de nuevo, de que podemos corregir nuestros errores y vivir mejor cada año.

Por eso, les presentamos algunas de nuestras resoluciones de Año Nuevo, que queremos implementar y que pensamos que pueden servir para empezar este nuevo ciclo de la mejor manera.

 

  1. Ser más amables y empáticas, siempre. Esta es una práctica diaria: cada persona es un mundo diferente, y todas estamos sobrellevando problemas de algún tipo u otro. Tenemos que ser comprensivos y más abiertos con realidades que pueden ser bastante distintas a la nuestra.

  2. Ser agradecidas: El mundo está súper difícil, y por eso queremos formar el hábito de reflexionar con gratitud acerca de todos los privilegios con los que hemos sido bendecidas. Además de esto, canalizar esos privilegios hacia los que no los tienen, ayudando y generando una voz lo más que podamos.

  3. Closure is key. Aprender a cerrar ciclos es mega importante, y todos cometemos el error de arrastrar cosas por mucho más tiempo del que es sano. Perdonar y olvidar.

  4. Poner más atención a nuestro cuerpo y lo que ponemos en él. Esta es difícil, porque la comida chatarra es adictiva y nos encanta. Pero nos gustaría generar ese hábito de leer etiquetas, comprar todos los alimentos con consciencia y saber qué es lo que nuestro cuerpo necesita de verdad. Lo mismo con los productos de cuidado personal, y la ropa. En otras palabras, eliminar el adjetivo fast lo más que podamos de nuestros hábitos cotidianos, y reemplazarlo por slow: slow food, slow fashion, etc.

 

Desde ya estamos canalizando las energías para que el próximo año podamos estar mejor, ¿ustedes ya pensaron en sus metas?

 

Besitos, ¡Feliz Año!