Asset+3-01.jpg

New New Profile: Luciana Mendiola

13620184_258068344561501_2644789161211563090_n.jpg
 
 

Si aman los statement earrings, aman Corazón de Piña. Y si aman a CDP, aman a Luciana Mendiola, la encargada de escoger y traer todos esos aretes gigantes que necesitamos en nuestras vidas. Hablamos con Luci un ratito, para que nos cuente un poco de su background y de consejos para ser kick ass business people.


Contanos sobre vos, ¿Qué estudiaste? ¿Cuál es tu background académico?

Estudie biologia y antropologia en la universidad y saque una maestria en ciencias climáticas, el cambio climático y su impacto en la salud publica en Columbia. Luego me especialice en estudiar enfermedades de carácter infeccioso en humanos y enfermedades que originaran en animales y luego se pasaran a los humanos, tipo el VIH, entre otros y trabaje en organizaciones no gubernamentales haciendo investigación en esos temas.


¿Cuál fue la trayectoria que te llevó hasta Corazón de Piña? ¿Cómo empezó todo?

Al volver a Costa Rica después de vivir, estudiar y trabajar en diferentes ciudades de Estados Unidos por trece años, pronto me percaté que no iba a poder continuar trabajando en investigación medica, como lo hacia en mi ultimo trabajo en Stanford.  En cuestión de dos meses de estar buscando trabajo, me enruté con mi hermana hacia Taxco, Mexico, a buscar el origen de unos aretes que me había comprado años atrás en un anticuario en California cuando vivía allí. Me enamoré de la tradición milenaria de orfebrería en plata de ese pueblo, su gente, y los artesanos y así es como conseguí la primera colección y la traje de vuelta a Costa Rica.  Participé en un mercadito que había organizado una amiga cercana, y me di cuenta que había una gran demanda por aretes artesanales, de buenos materiales y de grandes proporciones. Incluso uno de los aretes que traje del viaje inspiró el nombre Corazon de Piña, al ser un arete en forma de corazón, con alambre de púas y un penacho. El nombre me salió de la nada al describir el arete a una clienta.  Y de ahí, bueno, represento a 15 diferentes diseñadoras internacionales, independientes e irreverentes.

 

¿Desde pequeña tenés un flair por accesorios grandes, o eso fue algo que evolucionó poco a poco?

Desde chiquita me acuerdo que me fascinaba vender cosas. Lo que fuera. Desde naranjas que yo recogía del jardín de mi casa y vendía de puerta en puerta en mi vecindario, hasta pulseras y anillos de abalorios que hacíamos mis amigas en la escuela. Mis abuelas definitivamente influyeron mi amor por los accesorios grandes. Amaba los aretes de mi abuela que me dejaban usar cuando jugábamos de dress-up con mis primos, anillos tipo coctel, etc. Siempre admiré de lejos los anteojos de mis abuelas, los de lente de color de los 70's.  Mi abuela paterna tenia unos Christian Dior que hasta el día de hoy son mis favoritos, y mi abuela materna siempre tenia los mejores broches, abejones, cabezas de león, corales, etc. Hoy en día colecciono aretes y anteojos. Ni se cuantos tendré. Para algunas mujeres serán los zapatos, para otras las carteras de diseñador. Para mi son los anteojos y los aretes por que creo que son un mood-upper y confidence booster inmediato! Van con to-do.


¿Cuál ha sido el lugar al que has viajado que más te ha inspirado?

El lugar que mas me ha inspirado es Colombia.  En los últimos años y gracias a Corazon de Piña, he reconectado con el 25% de sangre colombiana que llevo en mi.  He viajado para conocer y luego reunirme con diseñadoras y la belleza de ese país no tiene comparación. Creo que me jala. Al día, la mayoría de las marcas que represento son de allá. Pero desde que volví de vivir tantos años afuera, Costa Rica me está inspirando.  Hay mucho potencial humano y necesitamos apoyar a diseñadores nacionales.


¿Alguna marca con la que aspirás a trabajar?

Me muero por trabajar con... diseñadores independientes. Con diseñadores que tienen back-bone.  Que innovan. Que tienen clara su visión y que no se dejan influenciar por lo que esta en tendencia.  Mas bien, aquellos que imponen tendencias. Aquellos que dan la oportunidad de trabajo justo y remunerado a los artesanos con quienes trabajan. ¿Alguno interesado?  

 

¿Tenés algún consejo que podás brindarle a nuestras lectoras jóvenes que quieren empezar a emprender?

Perseverancia.  Trabaja en tu proyecto todos los días.  Confianza. Hay una vocecita interior que te dice, es una buena idea, seguí adelante, y muchas voces exteriores que tal vez no lo ven.  Fuerza. Van a ver personas que te intentarán derrumbar, hacer fracasar, copiar. Prove them wrong. Re-invéntate rápido. Rodéate de personas que te apoyan.  Para mi, mi familia ha sido fundamental en el éxito de mi compañía. Ellos son los primeros en saber cada uno de mis movimientos, y los primeros en darme retro-alimentacion, positiva y negativa.

 

Para finalizar, tu canción favorita para get in the zone y trabajar.

Canción para trabajar. Lo que sea por Polo & Pan.  Wendy. Plage Isolee. Canopee... etc.



 

¡Gracias Luci! Nos inspirás todos los días