Asset+3-01.jpg

New New Cooks: Rice, baby

giphy (2).gif
 
 

De pequeñas, la verdad odiábamos un poco el arroz integral: su textura, su sabor blando a “nutrición”, etc. Pero ahora que ya masomenos crecimos, estamos listas para darle una segunda oportunidad, porque es más sano y nos llena de fibra nutritiva que necesitamos en nuestro día a día. Por eso hemos venido probando recetas de cómo hacerlo para que quede rico y chicos, creemos que encontramos el jackpot. Logramos llegar a un arroz lleno de sabor, que es el acompañante perfecto para cualquier proteína y vegetales que queramos agregar, confíen en nosotras, es demasiado fácil de hacer:

 

Ingredientes:

-1 taza de arroz integral (el de Tío Pelón es una buena opción)

-¾ de taza de agua

-¾ de taza de leche de coco

-2 dientes de ajo machacados

-Una pizca de cúrcuma

-Una pizca de sal


 

Preparación:

  1. Lo más importante al momento de preparar arroz integral es tener muy presente las cantidades de agua en proporción al arroz. La mate es así: por cada taza de arroz, va taza y media de líquido.

  2. Entonces, rinseamos el arroz rápidamente y lo colocamos en una olla. Lo cubrimos con el agua y la leche de coco.

  3. Agregamos los ajos machacados, la sal y la cúrcuma. Mezclamos todo bien y encendemos el fuego.

  4. Llevamos esto a punto de ebullición y, apenas hierva, le bajamos el fuego al mínimo y tapamos por 25 minutos.

  5. NO LEVANTEN LA TAPA DE LA OLLA DURANTE ESTE TIEMPO. Vayan a pintarse las uñitas, vean el capítulo de una serie, o algo, mientras esperan.

  6. ¡Y listo! Después de la espera, el resultado es glorioso, dorado y fluffly.


 

¿Se antojaron? ¡Queda increíble con todo! Pinky promise.