Asset 3-01.jpg

Motivation Monday

c9898f38a70165f9873a820af4958dab.jpg
 
 

Primero: nadie dijo que era fácil. Segundo: ¿No piensan que sería muy aburrido si lo fuera? Jane Birkin, definitivamente.

La mayoría de nosotros (si nuestros insights no nos fallan) estamos en una etapa clave de nuestras vidas: el inicio de una carrera (o varias). Esto quiere decir que estamos viendo a ver cómo hacemos para escalar y crear nuestro futuro; obviamente esto es abrumador casi todos los días. Y hay días que son los peores: los que vivimos al tope de la ansiedad, los que nos preguntamos que cuál es el punto de todo lo que hacemos, etc. Pero son estos los que tenemos que aprender a sobrevivir y a superar si queremos en algún momento convertirnos en #bosses de lo que sea que queramos hacer.

Hoy es lunes, primer día de la semana de trabajo para muchos de nosotros, y uno de los más popularmente odiados; por eso, es el día perfecto para motivarnos a seguir hustling.

Aquí algunas de las cosas que hemos aprendido a lo largo del tiempo que nos sirven keep our eyes on the prize:

  1. Watch and learn: leer sobre personas que admiramos. ¿Cómo han logrado llegar tan lejos? ¿Por dónde empezaron? ¿Qué hacían en su día a día? Todas estas preguntas son importantísimas de hacer a nuestros ídolos. A veces, después de días cansados de trabajo en los que nos sentimos embotados, es útil leer sobre la manera en que alguien top en nuestro ámbito lidia con ese tipo de problemas cotidianos. La inspiración llega luego solita, cuando nos damos cuenta de que todos somos humanos y que siempre se empieza desde abajo. Lo cual nos lleva a nuestro siguiente punto.

  2. Roma no se construyó en un día. A la mayoría nos ha pasado que nos desesperamos porque trabajamos durísimo por meses y no vemos resultados. O no nos han dado el reconocimiento o ascenso que esperábamos. Pa-ci-en-cia. Sabemos que a veces queremos todo ya, y que llega a ser frustrante, pero lo mejor es respirar y seguir adelante. Lo que está para uno, llega eventualmente acompañado de trabajo duro.

  3. Más es más. Es difícil de asimilar para algunas personas, pero hacer más de lo que se nos pide en nuestra descripción de trabajo es clave para el crecimiento profesional. ¿La motivación para hacerlo? La encontramos en la satisfacción posterior, al haber aprendido algo nuevo o ayudado de alguna forma clave al crecimiento del proyecto en el que trabajamos (ya sea propio o de alguien más).

  4. A uno no le dan lo que uno no pide. Si la falta de motivación viene de un lugar de frustración, ya sea porque las condiciones de trabajo no son las ideales, o pensamos que merecemos algún puesto, trabajo, o reconocimiento que aún no se nos ha presentado la clave es verbalizarlo. No estamos diciendo que sea tan fácil como ir a la oficina del jefe, pedir un aumento y puff magia! más dinero en nuestras manos, porque generalmente, no va a ser así. Hay que ser neci@s y hablar, cuantas veces sea necesario. Obviamente, de más está decir que ser asertiv@s y educad@s es totalmente the way to go en el 100% de los casos, además de tener un background de trabajo duro que hable por uno ante sus superiores.

  5. Take a break. Aprender a distribuir el tiempo es clave, tanto a nivel productivo como #chilltime. ¿Tal vez es hora de levantarse de la compu, dar una vuelta, distraerse unos minutos? Un break bien tomado puede ser decisivo en el avance o estancamiento de un proyecto.

¿Cuáles son sus formas de motivarse?

¡Cuéntenos en instagram!