Asset 3-01.jpg
171018-crocker-whats-next-after-metoo-hero_lba4gh.gif
 
 

Esta semana, nuestros timelines han estado llenos de un hashtag que resuena por todos lados: #MeToo o #YoTambién. El fenómeno en redes se desató a partir de las acusaciones de varias actrices de Hollywood acerca del productor Harvey Weinstein y su comportamiento sexual altamente inapropiado y abusivo. Si bien el hashtag se ha popularizado a raíz de estos eventos, la campaña tiene más de 10 años de existir: su creadora original, Tarana Burke, lo creó como una forma de generar empatía, una de las armas más poderosas para contrarrestar los efectos de esta enfermedad social (rape culture) que vivimos todos los días.

La idea detrás de #MeToo, es compartir, unirnos, crear awareness, y ante todo, saber que no estamos solos. Porque eso es lo que tenemos que luchar para desmantelar todos los días: la noción burlista, de que si las mujeres nos quejamos del acoso es solo por moda, que deberíamos soportarlo porque son solo “piropos”, que estamos exagerando, que es culpa nuestra. Todo esto debemos eliminarlo desde la raíz -tanto hombres como mujeres y todo lo que hay en el medio- para empezar a crecer juntos, con respeto y tolerancia.

El impacto que ha tenido el hashtag nos conmueve: nos conmueve ver a tantas conocidas, expresando con nueva valentía, algo que han llevado con ellas por años, algo por lo que la mayoría de las veces la sociedad las ha culpabilizado. Nos gusta también ver a nuestros amigos hombres, siendo empáticos, comprendiendo lo que estamos tratando de comunicar, que no es un trend ni algo chiva de ser parte, es algo que vivimos todos los días.

Una de las cosas más importantes, que puede escaparse a primera vista, es que todos somos parte de esto, y todos hemos cumplido más de un rol diferente dentro de toda la ecuación. Hemos aprovechado los “beneficios” que obtenemos a través de este tipo de cultura (¿cuántas veces como chicas no hemos coqueteado para conseguir algo? ¿cuántas veces no hemos usado las dinámicas de poder de una manera u otra a nuestro favor?), hemos sido las personas de las que se aprovechan, etc. Pero esto tiene que parar, y eso solo lo podemos lograr juntos, si trabajamos todos los días para desaprender costumbres y hábitos normalizados que al final nos terminan perjudicando muchísimo.

Chicas, algo muy importante: hay que denunciar. Sabemos que es difícil, que da miedo y vergüenza, y que cuesta que el sistema policial se lo tome en serio, pero SIEMPRE hay que decir algo. El dejar pasar una situación de abuso u acoso implica impunidad para la persona que lo está cometiendo, y le deja claro que puede seguirlo haciendo con quien le da la gana. Protejámonos unas a las otras. Y chicos, por favor, el darle like a una publicación con el hashtag no es suficiente: paren en seco a sus amigos cuando están haciendo bromas machistas, si son testigos de acoso, ¡hagan algo!, hay muchas cosas que podemos hacer para que en un futuro, las próximas generaciones no tengan que vivir con esto.

 

En The New New apoyamos 100% esta iniciativa, y queremos que nuestros lectores lo sepan, que estamos con ustedes. Cualquier cosa que quieran compartir, ¡nuestro inbox está abierto! Hit us up ----> meche@nanemiller.com