Asset+3-01.jpg

Heavenly Bodies

via Vogue

via Vogue

 
 

Un deeper look al tema del Met Gala 2018

Para todos los que amamos la moda de una forma u otra, la exhibición del Costume Institute del Met Gala siempre es un momento del año que esperamos con ansias. Este evento existe desde 1948, con el objetivo de recaudar fondos para el propio instituto, pero es hasta 1995 con la llegada de Anna Wintour a Vogue que se convierte en una de las noches más icónicas del calendario de la moda.

Cada año, la exhibición tiene  un tema diferente, estableciendo diálogos entre distintos aspectos del arte y la moda; algunos de los temas más recientes que se han explorado son: tecnología (Manus x Machina), contraculturas (Punk: Chaos to Couture) y contrastes entre diseñadores (Schiaparelli and Prada: Impossible Conversations), entre muchos otros. El Met hace un trabajo impecable seleccionando las piezas y realizando un trabajo curatorial sobre ellas que las eleva del rango de la moda al del arte (aunque, ¿cuál es exactamente  la diferencia?).

La conversación de este año se enfocó en un tema algo controversial, pero sumamente rico en referencias y en íconos: Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination, es un título bastante sugerente para dos estudiantes de cultura visual como nosotras. Sabemos que el catolicismo marcó la historia del arte por más de la mitad de su recorrido como lo conocemos a nivel occidental. Veámoslo de esta forma: Los períodos Medieval, Renacimiento y Barroco tomaron más de 13 siglos de historia en los que prácticamente todo el arte que existía fue religioso. Este marco tan amplio, con todas las manifestaciones que se desprenden de él (manuscritos iluminados, arquitectura, decoración interna de las iglesias, pinturas, esculturas, etc.) deja muchísimos recursos para inspirar a los diseñadores de finales del siglo XX / Principios del XXI.

Galliano para Dior, Jean Paul Gaultier, Christian Lacroix, Balenciaga, Guou Pei y Dolce and Gabbana son solo algunos de los muchos que cruzaron la línea y tomaron referencias directas de la imaginería católica.

De esta forma es como cruces, mosaicos, velos, mitras y hábitos han encontrado la forma de estar en un museo con un enfoque distinto al de siempre: plasmados con detalles exquisitos y nuevos significados que les han dado los diseñadores seleccionados para la exhibición.

Ahora, existe otra capa para la Gala del Met: las celebridades que despliegan sus mejores interpretaciones de esto en la alfombra roja, en la tarde del año en la que sus stylists probablemente tienen más trabajo. Como regla, no nos emocionamos demasiado porque cada año la mayoría de estas no siguen el tema asignado o lo ejecutan de manera un poco ¿aburrida? (excepto Rihanna, shoutout a Rihanna por siempre hacer su tarea 👏🏼). Pero esta vez, nos sorprendimos positivamente al ver que prácticamente todos los que fueron looked the part (excepto el clan Kardashian/Jenner que nada más no entendemos por qué se empeñan todos los años en ignorar el tema. Chicas las amamos pero... have more fun with it!)

¿Lo que más amamos de todo el evento? Las contraposiciones de imágenes hechas por la cuenta de Twitter Tabloid Art History (@TabloidArtHist) de varios de los looks con obras de arte clásicas. Aquí les dejamos las mejores.

 

¿Qué les parece? ¿Nos prometen, pinky promise, que si están/van a NY pronto van a ir a ver esta exhibición de fijo? 

✝🙏🏼✝