Asset+3-01.jpg

Greatest Shows in Fashion History

09-alexander-mcqueen-kate-moss.w710.h473.2x.jpg
 
 

Estar tan atentas a Fashion Month nos ha puesto nostálgicas hacia los shows que nos engancharon con todo este mundo, y que nos mantienen poniendo atención. Por eso hoy les traemos el recuento de nuestros momentos favoritos, para que lloren de amor con nosotras


Christian Dior SS98. Esta época, en la que Galliano estaba a cargo de Dior, fue pura magia (y apropiación cultural, lol). Este show en particular, en el que las modelos bajaban por una escalera full majestic party vibes con glams espectaculares que fluían desde mini vestidos de flapper a full ball gowns, nos recuerda las ganas que tenemos de volver a ese tipo de fantasías ¿no creen?

Yohji Yamamoto SS99. Las bodas de Yamamoto son esenciales para la historia de la moda: pura deconstrucción elaborada de la manera más poética posible.

Jean Paul Gaultier Fall 2002 Couture. Si alguien fue el encargado de jugar con las nociones preconcebidas de género durante los 90 y 00’s, este es JPG. Esta es de las colecciones más significativas del diseñador con este enfoque: genderbending at its classiest.

Rick Owens SS14. Nos pusimos a pensar en shows recientes, y la verdad es que solamente el performance que fue la presentación de Savage X Fenty nos pareció realmente emocionante. Pero recordando años anteriores, nos vino a la mente la fuerza de la naturaleza que es Rick Owens, con su show del 2014 en el que tenía a bailarines de step con las caras más feroces que hemos visto en nuestras vidas. Se llama Vicious, veanlo:

Louis Vuitton SS13. Qué podemos decir, amamos las escaleras de los malls, la estética sesentera y a Phillip Glass.

Chanel SS14. Uf, la verdad nos costó escoger un solo show de Chanel, tomando en cuenta que es la firma con los desfiles más grandes y épicamente producidos del momento. Peeeero, aunque amamos el supermercado y el casino, escogimos este set minimalista como nuestro favorito. Esta fue la colección en la que Karl terminó de legitimar los sneakers usándolos para una colección de couture, un momento ganador para todas las amantes de la comodidad.

Alexander Mcqueen, Todo. Mentira pero sí, o sea no podemos escoger. El #1 creando universos enteros para cada colección, cada uno innovador, desgarrador e intrigante; escogimos tres ejemplos icónicos de esto para enseñarles. El primero, que definitivamente nos marcó desde la primera vez que lo vimos es Voss (2001) en el que retrata la locura desde un lugar súper clínico y distante. Todos los looks son increíbles, y chicos ¡el final! ¿nos prometen que van a ver esto completo?

No.13 es otro de los momentos icónicos de McQueen, en el que al final del desfile, dos robots le disparan pintura al vestido blanco que lleva Shalom Harlow. Súper pre Black Mirror, si nos preguntan a nosotras.

FW 2006. Una colección imprescindible de Lee McQueen y la última que vamos a incluir en esta lista porque podríamos seguir de necias por horas. Si no la ven toda, al menos dediquenle unos minutos de su día al holograma de Kate Moss del final, de verdad valen la pena.

¿Nada como un poco de escapismo, verdad? Ur welcome