Glass skin

 vía @nadiadrakeist

vía @nadiadrakeist

 
 

El maquillaje tiene la reputación de ser una máscara, una herramienta que usamos las mujeres para presentar nuestro better self hacia el mundo. Si el maquillaje es una máscara, el skincare es la preparación para esta, la confirmación de nuestro true self. Por eso nos fascina la obsesión coreana con el skincare y su última manifestación: #GlassSkin. Esta se trata de lograr que la piel se vea como si fuera de porcelana: brillo translúcido, apariencia frágil pero impecable. Obviamente se trata de una tendencia que se coloca dentro de Slow Beauty: es algo que se tiene que trabajar por meses si se quiere lograr de manera eficaz. Básicamente se trata de una combinación entre exfoliación disciplinada, y el uso de serums hidratantes, todo dentro de los marcos (¿excesivos tal vez? Definitivamente efectivos) de las rutinas de belleza coreanas que toman de 7 a 11 pasos.

Esto nos parece interesante en tensión con el tema del maquillaje como una máscara, como algo fake, mientras que el skincare engloba la idea del “natural beauty”. ¿Qué pasa cuando ese natural beauty está diseñado para verse poco natural, como una piel con textura de porcelana? Perceptions are shifting…

En fin, sería increíble poder lograr este efecto en la piel. ¿Será que lo intentamos?

 

Stay Tuned.