Asset 3-01.jpg

Fashion vs Art

jsdjkslajda.gif
 
 

Lo bueno de vivir en este digital bliss, es que las divisiones culturales anteriores de “high” y “low” brow se empiezan a difuminar y a conformar como el blur que conocemos ahora: El arte plástico, que hasta cierto punto estuvo ‘separado’ de la cultura popular, eventualmente chocó con esta para ser parte de ella.  Una de nuestras manifestaciones preferidas en la que vemos esto suceder, es cuándo la moda y el arte plástico se mezclan y el resultado es como esos bolsos feos de LV con prints de obras famosas (y las galas del Met! Pero eso si nos gusta!). Por eso, hoy venimos con un post un poco #ñoño de un momento en la historia en que mezclar estas dos ideas no era tan común como lo es ahora:

Empecemos con los conceptos básicos: ¿Qué es arte? y ¿Qué es la moda? Eh, todas filosóficas, pero en serio, cuando uno pasa por un proceso de estudio sobre las imágenes, su teoría y su historia, sobran los momentos en los que es necesario detenerse y re-pensar los conceptos que hace rato están en nuestro lenguaje pero que realmente no entendemos de  de manera clara. Por eso, es importante para la paz mental volver a lo básico y partir de ahí.

La moda y el arte funcionan como dos corrientes distintas, dos ramas de la esfera visual que en unas ocasiones corren de manera paralela y en otras sus caminos se entrecruzan. La diferencia entre estas, lo que las separa, se encuentra en su momento de origen: la particularidad que define a la ropa es que está hecha para ser utilizada sobre un cuerpo; El arte en cambio, se define a partir de sí mismo, sin necesidad de nada más. Al estar la moda intrínsecamente ligada a un cuerpo, se suman a ella una serie de elementos como lo son los del género y la sexualidad, además de reglas sociales, que no permiten que la indumentaria sea considerada a partir de ella misma.

Y ya sabemos, los fashion geeks son como: ¡Alta costura es arte! Y sí, la verdad es que la masterización de técnicas complicadísimas,  la producción individualizada de obras únicas e irrepetibles, y los desfiles terminan convirtiéndose en actos performativos. Todo esto nos pone a pensar que realmente la moda no es arte, pero que puede adquirir elementos de este.

Bueno, una vez que hemos puesto un poco de orden (o eso esperamos), vamos con ejemplos de arte y moda como un match made in heaven.

Küntslerkleid (vestido artístico) de Gustav Klimt:

En el S.XIX nace el deseo de Gustav Klimt de crear una especie de “vestido primordial”, que básicamente era una túnica floja y sencilla, con adornos en los hombros bastante similares a los que presentaba en sus pinturas. Esta era una postura estrictamente anti-moda, ya que buscaba eliminar los rasgos efímeros que caracterizan a esta, para dotar a las prendas de un carácter más eterno y universal, así como el del arte. El resultado es bastante sencillo pero icónico, puntos por querer traspasar la aburrida barrera de las tendencias :)

2b9992a83937dc5b8af97cd56acd2722.png

Elsa Schiaparell y los surrealistas:

Esta diseñadora italiana es uno de los ejemplos más fascinantes de este fenómeno porque estaba súper ligada con todo el crew de los surrealistas. En especial, los vestidos que creó junto con Dalí son GLAM.

tumblr_inline_odiqppLcMA1sthg2o_540.png

YSL y Mondrian:

Llegamos a los 60’s y tenemos quizás al más icónico de los art dresses jamás creados: el Mondrian Dress de Yves Saint Laurent. Con un corte en A súper de moda en esa época, es minimalista y sofísticado, además de que nunca va a pasar de moda. Nuestro Favorito.

095d89554617c5871d1336c7cdee5998.jpg


¿Qué piensan? ¿Cuales son sus favs de estas categorías?