Asset+3-01.jpg

Fake Empowerment

5afd83665e48ec1b008b48d5-750-562.jpg
 
 

Es un día normal, y estamos scrolleando en IG como no big deal, y una de las cosas que vemos con cada vez más frecuencia es un empoderamiento (femenino, más que todo) en tooooodas partes. Ok, de verdad no queremos que nos malinterpreten, esto en teoría está SÚPER BIEN, pero a veces vemos algunas cosas que nos dejan un mal sabor de boca…

Y es que hay un factor muy importante que tenemos que tomar en cuenta: las marcas necesitan vender, y lo van a hacer utilizando cualquier mensaje que esté en tendencia dentro de su público meta, así es como ha funcionado siempre. Entonces, si antes se aprovechaban de las inseguridades generales de las mujeres, alimentando y fomentando procesos súper dañinos como la reducción aleatoria de tallas y la glorificación de cuerpos imposiblemente delgados, ahora se aprovecha del movimiento feminista y empoderador que resuena estruendosamente hoy en día.

Como en todos los temas, este no es blanco y negro. Hay marcas que hacen esto muy bien: realmente venden productos que construyen positivamente sobre sus consumidores. Un buen ejemplo de esto es Glossier, que promueve la belleza en todas las formas y colores posibles, y sus productos no son excluyentes hacia ninguna raza, talla, etc. En general, hay muchas marcas que se han movido hacia una dirección paulatinamente más inclusiva en sus castings y aplaudimos esto porque de verdad, la representación y la visibilidad son cruciales.

La Campaña para Body Hero, la loción corporal de Glossier. 

La Campaña para Body Hero, la loción corporal de Glossier. 

Ahora, hablemos de lo no tan bueno. ¿Conocen Flat Tummy Co.? Si siguen a Kim Kardashian, probablemente sí. Esta es una marca de productos de dieta, para ayudar a bajar de peso y a tener un abdomen plano. En esencia no estamos taaan en contra de esto (with a grain of salt, verdad? siempre es importante cuidarse pero cuidado con los extremos) sin embargo, tienen como unas paletas para suprimir el hambre que nos sacaron de quicio. Las venden con billboards gigantes en Times Square, utilizando mensajes “empoderadores” para vender indicios de desórdenes alimenticios. Aquí es donde trazamos una línea e identificamos a leguas este vicio del “fake empowerment”, y por eso quisimos dedicarle un espacio al tema en el boletín de hoy.

Screen Shot 2018-07-20 at 9.49.33 PM.png

Sabemos que la mayoría de las que nos leen han luchado con algún tema de autoestima, es lo más normal del mundo en una sociedad como la nuestra, en la que estamos constantemente bombardeadas por el tema de la belleza y sus derivados. Por eso queremos pedirles que tengan cuidado, especialmente a las que son más jóvenes: realmente tómense el tiempo de ver realmente qué es lo que están siguiendo y cuáles mensajes eligen recibir y cuales rechazar. Bottom line: si lo que venden no hace match con lo que muestran en sus campañas y copies... las posibilidades de que sea pura pose son gigantes, no se dejen llevar por las apariencias, literalmente.

Recuerden que todas son valiosas y hermosas por dentro y por fuera, y que ninguna marca las debería influenciar de ninguna manera, mucho menos negativa. Lo bueno de todo esto es que estamos viviendo un cambio en el mercado, en el que los consumidores podemos exigirle cosas a quienes les estamos entregando nuestro dinero, y por eso es que hemos ido avanzando tanto en estos temas. No nos dejemos. Tenemos una voz, ¡utilicemosla!

Aquí les dejamos un par de artículos al respecto para que los lean si quieren profundizar en el tema.

Mucho amor 💖