Asset+3-01.jpg

Dance Therapy

tenor.gif
 
 

Para nosotras, darles consejos acerca de cómo lidiar con la ansiedad es como… 50% de las razones por las que existe este boletín. Ya les hemos hablado de meditar, de pequeños rituales de self care, hasta de comidas reconfortantes, ¡pero nunca hemos hablado de lo importante que es la música!

La verdad, no se nos había ocurrido que una parte tan grande de nuestras vidas, sea una de las ayudas más significativas en nuestro día a día para calmarnos y mantenernos equilibradas emocionalmente. Dimos este aspecto de la música súper por sentado hasta que leímos este artículo en Quartzy acerca de cómo estudios de neurociencia han comprobado que escuchar música puede tener varios de los beneficios positivos que recibimos al meditar.

Uno de los párrafos más interesantes de la nota es este:


“Like meditation, music brings us into the present. But unlike a painting, which can be perceived as a whole more or less instantly, a piece of music is impossible to access in its totality without paying close attention for the entire duration of the song. Music forces us to take a present-centered perspective on reality in order to engage with it. Whether it’s Debussy or deep house, in order to perceive a musical piece we have to follow each beat or note as it happens in real time. This sense of being present feels good; not being present can even make us unhappy. One of the reasons we love music so much is that we can forget our troubles and just be. Immersed in sound and devoid of the usual angst of life, we perceive our world from a hyper-present flow state

Y es que, ¿cuantas veces no hemos recurrido a una canción para incrementar el mood en el que estamos? Cuando estamos felices, la música nos ayuda a explotar en euforia, y cuando estamos tristes o enojadas, también nos ayuda a canalizar estos sentimientos de manera más sana: a través de la empatía que logramos establecer con los artistas, nos sentimos menos solos en el mundo.


Entonces, si una de sus metas para el 2019 es estár más presentes en el momento, tenemos dos recomendaciones concretas:

  1. Cuando sientan que la ansiedad les va a ganar y que sus pensamientos están a mil por hora, sientense a escuchar alguna pieza de música clásica que les guste, y traten de seguir las melodías e intervenciones de cada instrumento por separado. Una vez que se concentren en esto, pueden sentir como la calma los invade y los problemas se empiezan a disipar.

  2. ¡Bailen! Donde sea, en una fiesta, en sus cuartos, en el baño. Sincronizar nuestros movimientos con un beat (y no tiene que ser de ninguna manera complicada) es de los mejores ejercicios que podemos hacer para sentirnos mejor en un instante.


Así que ya saben, LIVE LOVE DANCE, jiji 💃🏽