Asset 3-01.jpg

Blorange Craze ft. Allé Allé

MECHE-2.jpg
 
 

Cómo les había explicado antes, el proceso de cambiar radicalmente de color de cabello no ha sido tan fácil, pero sí más de lo que esperaba. Todo esto, gracias a las chicas de Allé Allé Salon.

En serio, no les miento si les digo que entré con miedo: arrastro la fantasía de hacerme una full decoloración desde hace tiempo. ¿Qué morena nunca se pregunta (aunque sea por un segundo)  si, de verdad, las rubias no la pasan mejor? Pero obviamente uno tiene reservas con el bleach, porque si es súper agresivo y las historias de terror abundan. Que si se me va a caer el pelo, que si me voy a ver terrible, que si después de esto no hay vuelta atrás y tengo que teñirmelo de mi color de nuevo, etc.

 Ok, esta soy yo con mi pelito natural, 100% virgen.

Ok, esta soy yo con mi pelito natural, 100% virgen.

 

Bueno, spoiler alert: NADA de esto sucedió. Amo mi nuevo color y quiero sacarle el mayor provecho mientras lo tenga.

Entonces, para contarles más detalles, primero les muestro mi moodboard que le enseñé a las chicas para que se guiaran y atinaran el tono que yo quería. Según mi búsqueda experta en internet, se llama ‘blorange’ y aparentemente it’s all the rage. Se trata de un tono entre rosado, anaranjado y rubio, que puede variar entre manifestaciones más neón, hasta casi ser como un strawberry blonde. Como les conté en la nota pasada, cuando Nane me propuso hacer este cambio, estaba recelosa porque no me siento cómoda con la mayoría de tonos fantasía. Pero encontré un middle ground en el que pensé: “Ok, esto no tiene que ser necesariamente ‘grunge’ o ‘punketo’, si no que puede abordarse de una forma más sleek y elegante”. Mis referencias: Madeline Poole, y hace unos años, Nicole Richie.

 

A lo que vinimos, ¿qué tal la experiencia en Allé Allé? Increíble. En serio. Obviamente lo que más me preocupaba era quedar con pelo de escoba, que ya no se sintiera suave e hidratado. Pero, desde mi posición como survivor del bleach, les vengo a decir que todo salió increíble y mi cabello está más sano que nunca. ¿La razón para esto? Aparte de que las chicas del salón tienen manos de ángeles, usan un producto mágico que ayuda a minimizar el daño del decolorante a convertirlo en algo prácticamente nulo. Repitan conmigo: O-LA-PLEX.

 

Olaplex es un multiplicador de los enlaces de la fibra del cabello que contiene un solo ingrediente activo: el Bis-aminopropil Diglicol Dimaleato. Es un producto libre de siliconas, sulfatos, aldehídos, entre otros, que básicamente lo que logra es recuperar los enlaces de fibra que la hebra pierde con cada tratamiento químico que sobrelleva. De esta manera, el Olaplex ayuda a restaurar cabellos maltratados por un sinnúmero de tratamientos químicos, desde tintes hasta keratinas y todo lo que está in between.

Lo que hicieron en este caso, es que mezclaron el Olaplex con el decolorante, para proteger cada hebra desde el principio hasta el final, y empezaron el proceso largo de decolorar full un cabello oscuro. Por esta razón es que tuvimos que hacerlo en dos sesiones: Primero, me recomendaron dejarme bastante raíz, para que me viera y no fuera tanto el shock de inmediato de verme TODA la cabeza aclarada. Tenían razón, el proceso de aceptar el color duró como una semana, y cuando me tocó la cita para hacerme el resto, ya estaba preparada. El resultado final: un tono peach increíble que no quiero que se me quite nunca! Pero, al final el color es temporal, entonces sé que muy pronto voy a estar viendo qué invento para mi pelito. ¿Otro color? Talvez. Solo sé que desde hace tiempo he querido ser rubia así que ese probablemente sea el next step. También sé, que definitivamente le voy a volver a confiar mi cabeza a Allé Allé para que me ayuden en la transición a un rubio más platinado.

Anyways, 👀 el resultado final:

En fin… ¿Están pensando en algún cambio radical? ¿De qué color se teñirían?

 

Llamen a Allé Allé ;) : 2528-51-38

Meche

 

Fotos por Noldo. Síganlo en IG: @noldov