Asset 3-01.jpg

3 cosas que aprendimos de #GirlBoss

 
 
girlboss_book_new.jpg

Sabemos que el libro de memorias de Sophia Amoruso no es nada nuevo; también sabemos que la serie lanzada por Netflix basándose en este libro no estuvo muy buena (cancelada… yikes); y además sí, sabemos que NastyGal entró este año en bancarrota y que Sophia terminó vendiendo la famosa tienda online al conglomerado Boohoo por una fracción de su precio. De todas formas, tomamos el libro, lo leímos por primera vez, y bueno, tomando todo esto en cuenta, sigue siendo una historia de éxito bastante bad ass.

Para quienes no saben la historia, Nasty Gal nació de la mente de Sophia Amoruso, después de años de vivir “off the grid” en San Francisco de la forma más punk, odiando al sistema y  comiendo bagels que se encontraba en los basureros porque era demasiado dispersa para mantenerse en algún trabajo. Eventualmente, empezó a vender ropa vintage por eBay, y a partir de su buen ojo para los finds en thrift stores y para la fotografía, el negocio empezó a florecer. A partir de esto, todo fue creciendo exponencialmente, hasta que formó su propio website y creó una compañia multimillonaria (estamos haciendo un resumen heavy verdad, o sea lean el libro para los juicy details ;))

En fin, terminamos bastante inspiradas después de leer, y por eso les traemos 3 cosas que aprendimos de #Girlboss

 

  1. AHORRAR: Esto es como duh, pero igual siempre sirve un recordatorio. Girlboss dice que debemos ahorrar siempre al menos un 10% de nuestros ingresos mensuales. Otra cosa muy importante: que ganar más no implique gastar más. Chinearse es muy valioso, no vamos a negarlo, pero también lo es tener un colchón de seguridad que nos garantice libertad en la vida. ¿Han escuchado hablar del fuck off fund? Es SÚPER importante.

  2. Hacer lo que a uno le apasiona, siempre va  a tener buenos resultados (acompañado de trabajo duro y PERSISTENCIA). Si están en un trabajo que odian y que los hace infelices, piensen: ¿qué podrían hacer todos los días de su vida con una sonrisa en la cara? Sabemos que es complicado, y que no siempre tenemos las oportunidades o privilegios de hacer exactamente lo que queremos, pero siempre podemos aspirar a ello y eventualmente se materializará.

  3. Hay muchas maneras de hacer las cosas, y no todo tiene que seguir un patrón cookie cutter. Si encuentran la forma de inyectar creatividad a todo lo que hacen, se divertirán y además puede que descubran nuevas ideas que sean justo lo que el mundo necesita. No se frenen porque el enfoque no sea tradicional, just keep swimming and doing ur thing!

 

Ahora, Sophia ya no tiene NastyGal, pero tiene Girlboss, un sitio en donde comparte consejos financieros, creativos, etc. Hizo de su “caída” una ganancia y ahora se dedica a inspirar #bosses alrededor del mundo, lo cual nos parece súper emocionante.

 

Ahora, ¡salgan a comerse el mundo! nos vemos por ahí.